Lorena y el amor

Cuando una persona ama de verdad, al ver al otro incapaz de darle todo ¿significa que se dio por vencido? o la deja volar porque realmente -si la querés- tenés que dejarla volar. (Lorena, 16 años)

 

Sra. Enigma

Querida Lorena: Si un muchacho que te gusta no responde a tu amor puede ser por varios motivos: puede tener miedo de querer y que después lo dejen, puede tener miedo de ser querido porque no está acostumbrado a que lo quieran, puede ser que no esté tan interesado en vos… De todos modos, eso poco importa. Lo verdaderamente importante es que si no recibís lo que estás buscando, te puedas abrir a otros horizontes. Todos merecemos que alguien nos quiera bien. Fijáte en la Estación 1 de LITERATURA: “La búsqueda del amor” de “Puentes Culturales” todo lo que los escritores y humoristas gráficos dicen que le pasa a la gente que anda buscando el amor… y contános lo que te parece a vos.

 

Sr. Enigma

Hola Lorena! En mi experiencia de vida cuando un hombre da muchas vueltas es porque no está interesado, pero fijáte cómo evoluciona todo. Los sentimientos amorosos están siempre en movimiento… quizá es un muchacho que no se conforma con nada…ni con vos, ni con otra!! No pierdas tu tiempo!!

 

DJ Quest

Te lo digo con música.

 

Jodida pero contenta

Concha Buika
Álbum: “Mi niña Lola”
(2006) Warner Music

Porque me haces mucho daño,
porque me cuentas mil mentiras
y porque sabes que te veo,
tú a los ojos no me miras.

Y porque nunca, nunca quieres nada
que a ti te comprometa,
yo te voy a dar la espalda
para que alcances bien tu meta.

Que yo me voy
porque mi mundo me está llamando.
Voy a marcharme de prisa.
Que aunque ya tú no me quieras
a mí me quiere la vida.

Yo me voy de aquí
así…
jodida pero contenta.
Tú me has doblao
pero yo aguanto.
Jodida pero despierta
por mi futuro.

Con miedo pero con fuerzas
yo no te culpo ni te maldigo, cariño mío.
Jodida pero contenta
yo llevo dentro una esperanza.
Jodida pero despierta
por mi futuro.
Con miedo pero con fuerza
y a partir de ahora
y hasta que me muera
mi mundo es mío.

Y con tormento y sin dolores,
yo voy haciendo camino
y que la brisa marinera
me oriente hacia mi destino.

Así es que me voy bajando
a la orillita del puerto.
Y al primer barco que pase
que me lleve mar adentro.

En este planeta mío,
éste que tú gobernabas,
yo ya he clavao mi bandera.
Tú no me clavas más nada.

Déjame vivir
a mí, así…
Jodida pero contenta.
Jodida pero despierta
por mi futuro.
Con miedo pero con fuerza
yo no te culpo ni te maldigo, cariño mío.
Jodida pero contenta
yo llevo dentro la esperanza.
Jodida pero despierta
por mi futuro.
Con miedo pero con fuerza
y hasta que muera es mío.

Y todo lo que ves es mío.
Ay!, mi mundo es mío.

Todo lo que tomo es mío.
Todo lo que sueño es mío.
Y todo lo que digo y pienso es mío.
Todo lo que decido es mío.
Todo lo que hablo es mío.
Todo lo que poseo es mío.
Todo lo que grito es mío.
Todo lo que me callo es mío.
Todo lo que callo es mío!!
Es mío!!

Todo en la vida se paga!
Todo en la vida se paga!
Todo en la vida se paga!

Culpable  o no.
Inocente o no.

Todo en la vida se paga!
Todo en la vida se paga!
Todo en la vida se paga!

 

Milonga para una niña

Alfredo Zitarrosa
Intérprete: El Príncipe (Gustavo Pena)
Álbum: “El recital”
(2002) Ayuí / Tacuabé

El que ha vivido penando
por causa de un mal amor,
no encuentra nada mejor
que cantar y dir pensando.
Y si anduvo calculando
qué culpa pudo tener,
cuando ve que la mujer
no conoce obligaciones,
se consuela con canciones
y se olvida de querer.

Por eso niña te pido
que no me guardes rencor,
yo no puedo darte amor
ni vos podés darme olvido.
Yo sé que en cualquier descuido
me iba a volear contra el suelo
y aunque me ofrezcas consuelo
yo no lo puedo aceptar;
puedo enseñarte a volar,
pero no seguirte el vuelo.

Yo no te puedo entregar
un corazón apagado;
cuando falla el del costado
no hay nada que conversar.
Hay una forma de amar
que es un modo de conciencia;
hay un amor que es paciencia
y otro que es sólo aromar.
¿Cuál amor te podría dar
quien amara tu inocencia?

Cuando te vuelva a encontrar
nos podremos sonreír;
prefiero verte partir
como te he visto llegar.
Cuando vuelvas a pensar
que una vez te conocí
y que nomás porque sí
te compuse una canción,
cantará en tu corazón
lo poquito que te di.

Share