¿Hay vida después de la muerte?

200336056-002Una preocupación que comparten Rocío (18 años), Franco (18), Macarena (17), Germán (17) y Nicolás (15)

 

Avatar Sr EnigmaSr. Enigma

Hola chicos!

Una de las cosas que nos distingue como humanos es la conciencia de que somos mortales. Lo que ocurre después de la muerte todavía sigue siendo un misterio hasta para los científicos más destacados. Por eso, desde la antigüedad, los humanos han dado diferentes explicaciones para calmar esta profunda inquietud ante lo desconocido. Algunos creen en el paraíso, otros en la reencarnación. Los vikingos creían que al morir iban al Walhalla, que era un lugar para seguir peleando eternamente y donde cada noche se curaban todas las heridas. Los griegos afirmaban que los espíritus de los muertos descendían al Hades o mundo subterráneo. En América, los aztecas creían en un camino de purificación de las almas que duraba cuatro años; los incas, en algo parecido al paraíso para los buenos y un lugar subterráneo para los injustos; los mayas consideraban a la muerte como parte de los ciclos de transformación propios del universo. Cada cultura ha dado su explicación. La fe es un componente clave en algunas de ellas. Clarice Lispector, escritora brasileña, a través de las rosas silvestres reflexiona acerca de su muerte. Birago Diop, escritor senegalés, da su visión acerca de lo que ocurre después de la muerte. Y, finalmente, Sandor Marai, escritor húngaro, piensa en sus muertos.

Rosas silvestres

Sólo estas palabras, rosas silvestres, ya me hacen aspirar el aire como si el mundo fuera una rosa cruda. Tengo una gran amiga que me manda de vez en cuando rosas silvestres. Y su perfume, mi Dios, me da ánimo para respirar y vivir. Las rosas silvestres tienen un misterio de los más extraños y delicados: a medida que envejecen perfuman más. Cuando están por morir, ya ajándose, el perfume se vuelve fuerte y dulzón, y recuerda las perfumadas noches de luna de Recife. Cuando finalmente mueren, cuando están muertas, muertas —ahí entonces, como una flor renacida en la cuna de la tierra, es cuando el perfume que exhala de ellas me embriaga. Están muertas, feas, en lugar de blancas se ven amarronadas. Pero ¿cómo tirarlas si, muertas, tienen el alma viva? Resolví la situación de las rosas silvestres muertas, despetalándolas y esparciendo los pétalos perfumados en mi cajón de ropa. La última vez que mi amiga me mandó rosas silvestres, cuando se estaban muriendo y volviéndose más perfumadas todavía, les dije a mis hijos: —Es así como me gustaría morir: perfumando de amor. Muerta y exhalando el alma viva. Olvidé decir que las rosas silvestres son una planta trepadora y que nacen varias del mismo gajo. Rosas silvestres, las amo. Diariamente muero por su perfume.

Clarice Lispector
Revelación de un mundo
Fuente: caminarporlaplaya.wordpress.com


Soplos
(fragmento)

Escucha más a menudo
las cosas que los seres.
La voz del fuego se oye,
oye la voz del agua,
escucha en el viento
la breña que solloza.
Es el soplo de los ancestros.

Los que están muertos nunca partieron,
están en la sombra que se aclara
y en la sombra que se espesa,
los muertos no están bajo la tierra:
están en el árbol que se estremece,
están en el leño que gime,
están en el agua que corre
están en el agua que duerme,
están en la cueva, están en la multitud:
los muertos no están muertos.

Escucha más a menudo
las cosas que los seres.
La voz del fuego se oye,
oye la voz del agua,
escucha la voz del viento
la breña que solloza.
Es el soplo de los ancestros,
el soplo de los ancestros muertos,
que no partieron,
que no están bajo la tierra,
no están muertos.

Los que están muertos nunca partieron
están en el seno de una mujer,
están en el niño que llora
y en el tizón que se inflama.
Los muertos no están bajo la tierra,
están en el fuego que se apaga,
están en las hierbas que lloran,
están en el peñasco que gime,
están en la selva, están en la morada:
los muertos no están muertos.

Birago Diop
Traducción: Rogelio Fure
Fuente: imacion.com


Tengo que hablar de los muertos

Tengo que hablar de los muertos, así que debo bajar la voz. Algunos están completamente muertos para mí; otros sobreviven en mis gestos, en la forma de mi cráneo, en mi manera de fumar, de hacer el amor, de alimentarme; como y bebo ciertas cosas por encargo de ellos. Son numerosos. Uno pasa muchos años sintiéndose solo entre la gente hasta que un día se encuentra con sus muertos, nota su presencia discreta pero constante. No alborotan demasiado. Con la familia de mi madre tardé en aceptar la convivencia; un día empecé a oír sus voces al hablar, a ver sus gestos al saludar o alzar una copa. La “personalidad”, lo poco que tú mismo le añades, es una nimiedad en comparación con la herencia que los muertos te dejan. Personas que ni siquiera he llegado a conocer sobreviven en mí: se ponen nerviosas, escriben novelas, albergan deseos y luchan contra sus miedos en mí. Mi rostro es la copia exacta del de mi abuelo materno; las manos las he heredado de la familia de mi padre; mi temperamento es el de algún antepasado materno. En momentos determinados, cuando me molesta algo o tengo que tomar una decisión repentina, probablemente pienso, hablo y actúo igual que habría pensado, hablado y actuado mi bisabuela materna en su molino de Moravia hace setenta años.

Sándor Márai
Confesiones de un burgués
Fuente: caminarporlaplaya.wordpress.com


Avatar Dj QuestDJ Quest

¡Te lo digo con música!


There’s no time for us.
There’s no place for us.
What is this thing that builds our dreams,
yet slips away from us.

Who wants to live forever,
Who wants to live forever…..?
There’s no chance for us.
It’s all decided for us.
This world has only one sweet moment set aside for us.

Who wants to live forever.
Who dares to love forever.
When love must die.

But touch my tears with your lips.
Touch my world with your fingertips.
And we can have forever.
And we can love forever.
Forever is our today.

Who wants to live forever.
Who wants to live forever.
Forever is our today,
Who waits forever anyway?

No hay tiempo para nosotros.
No hay lugar para nosotros.
Qué es eso que construye nuestros sueños
a pesar de que se nos escapan.

¿Quién quiere vivir para siempre?
¿Quién quiere vivir para siempre?
No hay oportunidad para nosotros.
Está todo decidido para nosotros.
Este mundo es solo un dulce momento puesto a nuestro lado.

¿Quién quiere vivir para siempre?
¿Quién se atreve a amar para siempre?
cuando el amor debe morir.

Pero toca mis lágrimas con tus labios.
Toca mi mundo con la punta de tus dedos.
Y podemos tener un para siempre.
Y podemos amar para siempre.
Para siempre es nuestro presente.

¿Quién quiere vivir para siempre?
¿Quién quiere vivir para siempre?
Para siempre es nuestro presente.
¿Quién espera para siempre de cualquier manera?

Share

Add a comment